El otro día en una charla informativa de la dirección del colegio de mi hija llamaban a los padres a colaborar en la educación de los niños, cada día hay más violencia y menos respeto y según ellos no puede recaer sobre ellos toda la responsabilidad, que los padres somos tanto o más responsables de la aptitud de los niños. Y estoy totalmente de acuerdo, lo que sucede en casa afecta a nuestros hijos, lo que pensamos, decimos y hacemos afecta a nuestros hijos y por consecuencia a la forma en la que van a comportarse. Y es por esto que en mi casa y en la educación cristiana de mis hijos nunca permitiré que se celebre Hallowee.

¿Que puede afectar una fiesta divertida en donde los niños se disfrazan y piden caramelos por las casas? No afectaría en absoluto si el contexto de lo que se está celebrando es oscuro y sin una clara definición. Se entiende que por ser una tradición ya está justificado el que sea bueno y que no traiga ninguna consecuencia para quien participe de ella. Hay libertad para hacer lo que uno quiera, y por lo general se hace lo que uno piensa que no esta mal, aunque en el fondo no sea así. No esta justificado que la desinformación te libre de las consecuencias de la participación.

En serio piensas que una fiesta que se promueve la brujería, el terror, la burla, la muerte y muchas otras cosas que aun no conoces, puede resultar en algo positivo para los niños o mayores, que por cierto, hay más participación en los adultos que en los niños, con lo que está justificado que ellos quieran imitar a los mayores.

Déjame explicarte donde se originó esta fiesta y como ha ido transformándose hasta convertirse en una tradición.

 

El origen de Halloween

 

El 31 de octubre es la fecha de uno de los cuatro grandes aquelarres, los cuatro días de ‘medio trimestre’ del calendario céltico. El primero de ellos, el 2 de febrero (o Imbolc) es el festival de la luz, de la luz de la sabiduría y el conocimiento, de la luz de la curación y de la luz del fuego también conocido en los países anglosajones como ‘Día de la Marmota’, festejaba a Brigit, diosa pagana del fuego, patrona de la orfebrería, de la poesía y de la sanación.

El segundo, un festival en mayo llamado Beltane, era entre los brujos el tiempo de la siembra. Este día los druidas realizaban ritos mágicos para estimular el crecimiento de los cultivos.

El tercero era un festival de las cosechas, en agosto. Lammas es el nombre cristiano que se utilizó en el medioevo y significa ‘mucho pan’, debido a que este día se horneaban hogazas de pan con los primeros granos cosechados y se dejaban en los altares de los templos como ofrenda en honor del dios del sol, Lugh, el nombre irlandés del dios solar celta conocido como Lleu en Gales y como Lugos en Francia.

Estos tres primeros días de medio trimestre señalaban el paso de las estaciones, el tiempo de la siembra y el tiempo de la cosecha, así como el momento de la muerte y renacimiento de la tierra. El último de ellos, Samhain, señalaba la llegada del invierno. En esa ocasión, los antiguos druidas efectuaban ritos en los cuales un caldero simbolizaba la abundancia de la diosa. Se decía que era una ocasión neutral e intermedia, una temporada sagrada de superstición y de conjuro de espíritus.

Se piensa que el 31 de octubre era la noche en que el velo los espíritus de los muertos y los vivos era más delgado. Había que aplacarlos o ‘hacerles un regalo’, pues de otro modo les harían diabluras a los vivos. En las cimas de las colinas se encendían grandes hogueras para ahuyentar a los espíritus malos y aplacar a las potestades sobrenaturales que regían los procesos de la naturaleza.

Más recientemente, los inmigrantes europeos, especialmente de los irlandeses, introdujeron en los Estados Unidos la celebración de Halloween. A finales del siglo XIX sus costumbres se habían popularizado. Era ocasión de volcar los excusados, de hacer daños a la propiedad, y de darse licencia de cometer fechorías que no se podían tolerar en otros momentos del año.

Hoy día Halloween es día de publicidad para los comerciantes. Es una noche en que las personas decentes se convierten en exhibicionistas insolentes. El 60% de los disfraces de Halloween se venden a los adultos. El 31 de octubre, para los lectores psíquicos, los clarividentes y los visionarios autoproclamados, es el momento más ocupado del año. Una de cada cuatro personas entre los 18 y los 40 años de edad se disfraza de algo. Los que publican libros sobre temas que van desde la astrología hasta la brujería, indican un dramático aumento en las ventas.

La cultura de los celtas de dividían en clases

– Nobles- Sacerdotes- Maestros- Comunes

En 1717 se reunieron todos los druidas de Europa para inaugurar de nuevo el druidismo. Entre ellos existían los llamados ‘covens’, quienes eran doce brujas y un sacerdote, los cuales tenían la creencia de adorar a Baal (rey de los demonios de éste). A lo largo de la celebración, algunas personas se vestían con disfraces hechos con pieles y cabezas de animales sacrificados. También se cree que ellos obtenían sus sacrificios de los mismos pobladores del lugar.

Se cree que recorrían casa por casa pidiendo un niño o una virgen para quemarlo en la gran fogata, los sacerdotes dejaban una fruta con una vela en su interior para prevenir que los demonios entraran y mataran a quienes habitaban ahí, a esto se le consideraba un trato. Si la familia se negaba a satisfacer la demanda, entonces los sacerdotes marcaban la puerta de la casa y esa noche Satanás tenía entrada libre para destruirlos, esto era conocido como ‘la treta’ o ‘trato’.

Este tiempo es considerado idóneo para complacer y reconciliar a los poderes sobrenaturales que creían que dominaban la naturaleza, y se pensaba que no existía mejor época en todo el año para practicar la adivinación y hechicería. Debido a que los romanos tuvieron dominio sobre los celtas por 400 años, sus festivales se fueron fusionando poco a poco, facilitando esto el hecho que los romanos tuvieran dos rituales a fin del otoño, uno de los muertos y otro a su dios de los árboles y de las frutas. La tradición celta entró con mayor fuerza en el siglo octavo cuando la iglesia católica romana estableció el primero de noviembre como el día de todos los santos. Así la noche anterior se realizaba el festival de Samhain, por eso a esta noche se le empezó a denominar ‘noche de todos los santos’. Se celebraba originalmente en mayo, pero a finales del siglo IX se pasó al primero de noviembre para contrarrestar la fiesta pagana, aunque a la víspera del 31 de octubre se le llamaba víspera de los fieles difuntos.

La palabra Halloween surgió después de que la iglesia católica sometiera esta fecha a la cristiandad ‘All Hallows Eve’ ‘All Hallows Day’. Se cree que de ahí se derivó la palabra Halloween que se utiliza para referirse a esta costumbre. Lo que en realidad en el fondo podemos decir y que lo oculto de esto es ‘sea Satanás reverenciado o enaltecido’.
Entre los druidas hay gran cantidad de personas que están adheridas a los grupos ecologistas ya que los druidas decían que eran uno con la naturaleza.



Ahora te toca a ti decidir si hacer Halloween

 

El simple juego que los niños hacen puerta a puerta para pedir dulces, alimento que no les favorece en absoluto y que ese día su cuerpo recibe una sobredosis de azucar, de “Tuco o Trato” lo que esta diciendo es, me das chuches o te hago un encanto, que en lenguaje de los brujos es una maldición. Eso es lo que se les está enseñando a los niños al celebrar ese día tan divertido.

No quiero usar este articulo para traer terror de lo que en esos días sucede en el mundo, si quieres saberlo tan solo tienes que ver las noticias de los periódicos una semana antes y una después de cada 31 de octubre. Y te preguntarás que culpa tienes o que tiene que ver eso con participar.

TE LO PUEDO DECIR MAS ALTO PERO NO MAS CLARO, QUIEN PARTICIPA EN LAS OBRAS DEL MAL, SE HACE CÓMPLICE Y EL PAGO QUE HACE EL PADRE DE LA MALDAD ES MAS MALDAD.

Con lo que si los niños son cada vez más violentos, no saben respetar a los demás y cada vez son más independientes y menos sociales, lo que estás permitiendo les afecta. Y esto va también para los colegios que han tomado la actividad del Halloween como algo cultural, discriminando a quien no participa porque entiende que no es positivo para ellos.

 

Que puedo hacer en contra del Halloween

 

1º  Tomar la responsabilidad de informarse bien de donde viene esta “Tradición” y decidir si está de acuerdo en participar en ella.

2º  Respetar a quien no quieres asumir tal responsabilidad, si queremos que nos respeten tenemos que dar ejemplo y aunque en ocasiones como esta, nos afecta directamente, nuestra actitud hablará más alto.

3º  Realizar una fiesta de disfraces lejos de esa fecha donde no haya símbolos de demonios, brujas o terror.

4º  Cuando te llamen a la puerta el 31 de octubre y te digan “Truco o Trato” dales un papelito como el que te presento para que lo descargues y lo imprimas. Puedes preparar algún regalito más para que los niños se marchen contentos, pero que no sean dulces ni comida.

5º  Si has entendido que es necesario difundir esta información para que más personas lo conozcan y sean libres de la manipulación del mal por desinformación, conviértete en informador activo ANTI-HALLOWEEN. No creas que juntos vamos a parar esto, tengo que decirte que esto no lo para ya nadie, pero nuestro granito de arena seguro que sirve para sacar a algunos de la esclavitud.

halloween no gracias




Aquí puedes descargar el impreso en PDF para que lo imprimas