Este artículo es para presentarles un ministerio que puede ser muy útil en su iglesia y que está disponible para que lo utilicen. Si en su comunidad están interesados en invertir en los niños para que sean impactados y puedan tener una relación personal de Jesús. Si consideran que necesitan ayuda para que las personas que están enseñando y trabajando a favor de los niños de su iglesia o comunidad sean más eficaces a la hora de enseñar y transmitir las verdades de Jesús, entonces este ministerio le resultará de bendición.

En la brecha por la infancia se crea en 1999 inspirados por Dios a unas personas para llevar el evangelio a los niños en su propio lenguaje. Los principios fueron campañas evangelísticas usando métodos creativos como los muñecos de guiñol o personajes como los payasos. Al madurar el ministerio se fueron formando otras áreas necesarias para cumplir la gran comisión de ir y hacer discípulos. El llamado era mucho más profundo que el hablarles a los niños de Jesus, para un niño es fácil creer en Dios. Se crearon áreas de educación de los maestros de las escuelitas dominicales, talleres con los padres y lo más importante la información a la comunidad o iglesia del papel que juegan los niños en el Reino de Dios. La visión es enfocarse en el discipulado a los niños para que entiendan, reciban y vivan una vida guiada por el Espíritu Santo. Lo que queremos para los adultos, lo queremos para los niños y aquí es donde surge la necesidad de formar a las personas con el llamado de Dios a los corderitos.

El ministerio podemos decir que se divide en 3 áreas necesarias e imprescindibles para la iglesia.

Evangelismos Infantiles.

Involucrar a los niños de la escuela a participar de una forma activa en los evangelismos, no solo los puntuales que pueda hacer la iglesia, sino disponer de su propia estrategia para alcanzar a otros niños. Niños alcanzando niños.

EN LA BRECHA POR LA INFANCIA

En la brecha por la Infancia a través del ministerio de Payasos del Reino, enseña, prepara y participa de una forma activa en estas actividades en la iglesia local.  ¿Cómo preparar una campaña? ¿Cómo dirigirse a la gente? ¿Cómo formar los distintos equipos involucrados en la campaña como el equipo de oración intercesión. Hacer que los niños sean parte activa producirá un avivamiento en el corazón de los niños.




La formación del equipo de escena o actividades creativas para llamar la atención, es algo que lleva muchos años realizando este ministerio. Involucrar a los jóvenes de la iglesia para crear un equipo de payasos, guiñol, baile, teatro o mimo puede ser una idea para que los jóvenes encuentren el lugar donde desarrollar su creatividad y dinamismo.

Formación ministerios Infantiles

La parte de formación es una de las áreas más significativas e importantes a tener en cuenta si se está interesado en los niños. Más que una formación pedagógica en donde se invierte es en la inspiración y el conocimiento de la voluntad de Dios. Las personas que trabajan con los niños tienen que conocer lo que el corazón de Dios siente para tener la dirección correcta. Básicamente se trata de convertir maestros de escuelita dominical en pastores de niños, que no solo se preocupen por la enseñanza que darán el domingo, sino que se interesen 100% por el crecimiento espiritual del niño y el entorno en el que vive. Dependiendo del tiempo que se disponga se pueden realizar los distintos cursos de formación para ministerios infantiles.

Seminarios para la familia

Profundizando por el interés de guardar a los niños comprobamos que era preciso invertir en la familia, una educación más activa a los padres y personas de influencia en los niños producen avances muy importantes. Es sumamente importante educar a padres, ellos son los que más autoridad e influencia tienen en los niños, de nada sirve el trabajar con los niños en las clases dominicales y en casa están observando otro tipo de comportamientos.

En los últimos años hemos creado escuelas para padres donde se les muestra los beneficios de una formación y los riesgos de no prestar atención. Por falta de conocimiento mi pueblo perece.

La iglesia que no invierte en los niños está arriesgándose a perder a los jóvenes de mañana. En una ocasión Dios me mostró que la buena tierra que da fruto a ciento, sesenta y treinta por uno son los niños, sino mira el carácter del corazón de un considerado buena tierra y el Espíritu Santo te mostrará lo que a mí me mostró.

Puedes descargarte un pequeño informe de las actividades que podemos hacer en su iglesia o comunidad y si quiere ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestro teléfono 663962643

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn