¿Cómo aprendiste a montar en triciclo? ¿Te sentó tu mama o papa  te leyó las instrucciones? ¡No! Como todo otro niño. probablemente te subiste al triciclo y aprendiste haciéndolo tú mismo. Quizás tus primeras maniobras fueron torpes. Pero con intentos repetidos y mirando a otros niños triciclistas, pronto estabas moviéndote por la acera dándole a los pedales.

los ninos aprenden mejor por medio de la actividad

Apliquemos esta técnica al aprendizaje de las verdades bíblicas. No es suficiente que un niños escuche la Palabra de Dios y la memorice. Él o ella debe practicarla. La actividad directa, de primera mano es la manera más eficaz para que un niño aprenda. El niño debe usar todos los sentidos que Dios le ha dado – tocar, ver, gustar, oler y oír – a fin de aprender con eficacia..

Los adultos que guían a los niños pequeños en la iglesia son comprometidos a ayudarles a aprender verdades bíblicas por medio de las experiencias en los juegos activos.

Las actividades de aprendizaje bíblico son imprescindibles para ayudar a los niños a prender verdades de la Biblia en la manera en la cual ellos aprenden mejor – la participación activa. Se necesitan varios ingredientes para proveer estas oportunidades de estilo para el aprendizaje. Uno es el equipo y el mobiliario apropiado para los niños activos. Un segundo ingrediente más importante es un maestro para guiar la conversación y la actividad y para interpretar la verdad escritural en términos de la experiencia del niño.

El niño usa todos los sentidos que Dios le ha dado para aprender eficientemente.

Para que el juego del niño adquiera las cualidades de una actividad de aprendizaje bíblico, los maestros deben usar palabras para describir las maneras en que los niños están poniendo la Palabra de Dios en acción.

Por ejemplo, el maestro asignado al área de Economía Doméstica puede comentar; “Me gusta la manera en la cual Carlos le dio oportunidad a Paco de usar la escoba. Carlos está haciendo lo que es bueno y justo tal como nos dice la Biblia”.

Las palabras y las acciones deben ser combinadas a fin de clarificar y expandir el pensamiento de los niños. El oír, pensar, hablar y actuar del niño están relacionados cercanamente.

A menudo un maestro necesita comenzar una actividad. A medida que los niños comienzan a participar, el maestro permanece a su lado como un observador interesado, y utiliza las palabras que tiene la lección bíblica en la conversación natural. Ya que los niños pueden moverse de una actividad a la otra durante el tiempo del aprendizaje bíblico, el maestro puede repetir la actividad y la conversación varias veces durante la mañana. (Aunque los niños están en libertad de moverse de un área a otra, anímelos a permanecer en una actividad el tiempo suficiente como para lograr un juego con propósito. Si el niño comienza a pasar de un área a otra con mucha rapidez, el maestro tendrá que guiar las acciones del niños de manera más directa.)

Otra ingrediente necesario para el aprendizaje del niño es el tener tiempo adecuado. Usted se dará cuenta que aproximadamente la mitad de la sesión debe de ser planeada para actividades de aprendizaje bíblico. Los niños necesitan tiempo para explorar el uso de los materiales y el equipo y para establecer relaciones con los otros niños y con los maestros.

La participación activa es la mejor manera de aprendizaje para los niños.

A  medida que un niño trabaje con los materiales del aprendizaje de la Biblia, él o ella tendrá oportunidades repetidas para compartir, tomar turnos y mostrar amabilidad. Cada niño también estará en el lado receptor de estas actividades. El tiempo de la actividad de aprendizaje bíblico provee un buen ambiente para ayudar a los niños a desarrollar maneras de comportarse unos con otros. Estas lecciones de amor no se aprenden con una sola experiencia.

La actividad directa, de primera mano es la manera más eficaz en la cual los niños aprenden.

“Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá” (Isaías 28:10) es la manera en la cual un niño aprende, Esta clase de aprendizaje no puede ser apurado.

Los maestros también necesitan tiempo para observar a los niños mientras ellos juegan. Los comentarios casuales del niño, sus actitudes y comportamiento muestran al maestro si el niño ha entendido correctamente los conceptos que ya han sido presentado. Por ejemplo, Antonio de tes años de edad escucha que su maestro dice: ” El compartir es una buena manera de hacer las cosas”. Sin embargo, cuando Antonio agarra un camión que tiene Luis y dice: “Comparte tú” es obvio que él considera el compartir sólo como algo que otros hacen hacia él. Sus acciones demuestran al maestro que la idea de Antonio tiene acerca del compartir necesita ser expandida. Después de que la maestra interviene para proteger el camión de Luis, ella puede llevar a Antonio a una mesa. “Vamos a jugar a un juego de compartir”, dice ella mientras le muestra a Antonio dos franelógrafos. Yo tengo dos franelógrafos. Yo te daré uno, y me quedaré con uno. Entonces vamos a tomar turnos en compartir las piezas de fieltro. Así compartimos. ·”El maestro explica lo que es compartir con las palabras y las acciones a medida que disfrutan de la actividad.

El  aliento y la aprobación del maestro, siguen naturalmente al éxito del niño. Una sonrisa o una palabra de aliento ayuda al niño a sentir satisfacción. Estas buenas emociones animan al niño a seguir adelante enj su experiencia de aprendizaje. Esté listo con expresiones específicas tales como: “Me gusta la manera en la cual construyes su carretera de bloques”, “En realidad conoces acerca de los rompecabezas”, “¡Que buena ayudante eres!”

A medida que seleccionas cuales actividades vas a ofrecer en tu clase, considera aquellas para las cuales tienes espacio.

Para ayudarte con ideas para actividades puedes consultar algunos de los artículos que hemos publicado o adquirir alguno de los libros que recomendamos para ir teniendo el material necesario para construir las clases mucho más dinámicas.

Algunos de nuestros artículos son:

Materiales bíblicos para niños gratis.

Material bíblico para la Escuela Dominical Infantil

 

Mira alguno de nuestros manuales