Como enseñar con marionetas o muñecos de guiñol

No es preciso ser ventrílocuo para poder utilizar el recurso de los muñecos o marionetas para enseñar a los niños. En este artículo intento explicar los distintos puntos que necesitas saber para poder utilizar un muñeco de guiñol o marioneta en una clase de niños.

1.- Las ventajas

La principal ventaja que vas a encontrar a la hora de utilizar un muñeco como compañero en la realización de tu clase, es que este va ha conseguir la atención de los niños. El muñeco pertenece al mismo nivel que los niños, es un juguete, está en el mundo de la fantasía, del juego, puede hablar en el mismo nivel que hablarían dos niños jugando. Cuando habla un adulto, está hablando alguien que está fuera de su cosmovisión, pero cuando habla un adulto a través de un muñeco, esta en el mismo nivel de comprensión.

Que hable un muñeco no es una cosa muy normal, claro que los niños van a tener que olvidarse que no es el muñeco el que habla, sino el adulto, pero esto sucede durante el transcurso del programa. En un principio habrá niños que interrumpan o reclamen diciendo “no habla el muñeco, eres tu” y más si tu técnica de hablar por el muñeco no esta muy trabajada. Lo que tenemos que tener claro es que no queremos mentir a los niños, es mucho más sencillo hacerles comprender que es un juego, un espectáculo, una forma divertida de aprender. Según pasan los minutos los niños se van relajando y empiezan a divertirse con la participación del muñeco.

La segunda ventaja importante es que dispones de un compañero de trabajo en la exposición de tu clase, además es un compañero súper preparado para hablar y decir las cosas que necesitas que hable, no se va a equivocar  en el guión ni desviar de donde quieres llegar, súper compenetrado contigo, claro, eres tu mismo.

2 El personaje del muñeco

Esto es lo que tienes que definir. Dale una personalidad, una voz, un carácter. Puedes utilizar distintos muñecos según la personalidad que necesites para reforzar lo que quieres enseñar. Por ejemplo, puedes tener uno que sea super enterado, que cree que lo sabe todo, otro puede ser tímido, vergonzoso… Esto re va a dar la posibilidad que los niños puedan identificarse con el personaje. Si el personaje aprende, los niños aprenden.

Uno de los principios del aprendizaje es que no se aprende algo hasta que no se empieza a enseñar a otro. El maestro enseña al muñeco, el muñeco tarda en aprender o responder a lo que se está enseñando, el maestro pide la ayuda de los niños para que le ayuden a enseñar al muñeco lo que se está enseñando, los niños comienzan a enseñar lo que en ese mismo momento han aprendido. Sencillo verdad.

El muñeco tiene que tener el toco de humor, es como el payaso tontito, el absurdo, el travieso. Esto ayudará a hacer la clase amena y si se lo pasan bien querrán volver otro día.


3 La técnica

La técnica a la hora de mover el muñeco no viene mal. Ya hemos dicho en el principio que no se precisa ser ventrílocuo para poder hacer esto, ahora te digo que todo el mundo puede llegar a ser ventrílocuo, no es un don que se nazca con ello, es una técnica que se aprende. Vuelvo a decir que no es preciso, no quiero que no utilices este recurso tan fantástico para enseñar a los niños, limitado por que no tienes una buena técnica.

Aquí van algunos puntos que pueden ayudarte para mejorar en esto:

1.- Puedes colocarte el muñeco delante de tu cara impidiendo que se te vean los labios cuando habla el muñeco o si utilizar micro, uno muy grande tapando la boca.

2.- Ten atención a los ojos del muñeco, si le hablas que te mire y si habla a los niños que mire a los niños.

3.- Cuando estés explicando a los niños no tengas el muñeco inactivo, que se mueva, que reaccione a lo que estas diciendo.

4.- Practica delante de un espejo intentando hablar sin mover mucho la boca. Cuanto más hagas esto mejor te saldrá. Hay palabras en las es necesario cerrar los labios como la p, m, intenta no utilizar muchas palabras con esas consonantes, sustituirlas con palabras que no las tenga.

5.- Diviértete, si tu ti diviertes los niños se divertirán.

6.- Intenta guardar una buena distancia con los niños, que no puedan tocar el muñeco para que no te entretengan en lo que estás haciendo.

Te dejo este video de un trozo de una clase con un perrito muy simpático, maño, el resto te toca a ti.

Si te ha servido este artículo te voy a pedir que lo compartas para que otros puedan encontrarlo.

Espero tus comentarios.